Las torres de Art Spiegelman

Art SpiegelmanPara aquellos a quienes el nombre Art Spiegelman no les diga mucho, se trata del artista que revolucionó el universo de la historieta con Maus, pieza maestra del género que, entre otras cosas, fue el primer cómic en recibir un Pulitzer, en 1992. Publicada por entregas entre 1980 y 1991 en la legendaria revista Raw, narra en clave personalísima la forma en que Spiegelman bucea en el pasado y la memoria de su padre –un muy particular sobreviviente del Holocausto. Su publicación suele considerarse el año cero de la era de la novela gráfica, en la que las historietas se desprendieron definitivamente de su aire juvenil y le mostraron al mundo cuán capaces son de plasmar crónicas poderosas y con un calado narrativo a la altura de la mejor literatura. Mucho antes de que la “literatura del yo” fuera la gran cosa, Spiegelman construyó una de esas autobiografías que definen más la naturaleza de una época que la del propio autor.

Leer más: Las torres de Art Spiegelman

La autoficción de Karl Ove Knausgård

Karl Ove KnausgårdQue se trata de un monstruo literario de la más exquisita calaña es una aseveración difícil de discutir. A medida que se publican las traducciones de su obra autobiográfica Mi lucha, recrudecen las batallas más antiguas del arte literario, revitalizadas en torno a él. ¿Cuáles son los límites tolerables del realismo cuando un escritor se pasa diez páginas lavando los platos? ¿Importa la obsesión por la forma y la frase perfecta, cuando el propósito de una novela (y un novelista) es devorarlo todo? Karl Ove Knausgård se sumerge en la literatura como una pasión baja: como si las cosas sólo existieran si se escriben, estamos ante una escritura compulsiva, una escritura enferma de sí misma. Esta fuerza y la locura desmedida de su plan tiñen de magia la normalidad burguesa de su tema (su propia vida), dotándola del excedente extraordinario propio del gran arte del siglo XIX: con Karl Ove la novela vuelve a ser total, femenina, ambiciosa, egocéntrica, demencial.

Leer más: La autoficción de Karl Ove Knausgård

Carmen Balcells (1930-2015)

Carmen Balcells (1930-2015)Carmen Balcells arrasó en un momento de gloria en el mercado editorial en castellano: entendió que el papel de un agente literario en ese momento consistía no tanto en representar a una editorial en el extranjero -como hizo durante una época como agente en París- sino en mediar entre el autor y la editorial, con la convicción de que el agente podía aconsejar y proteger a los autores. Con Balcells comenzó así una era dorada en el mundo de la edición: fue ella la que, tras un soplo, consiguió la publicación de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, sentando así las bases de lo que sería el 'boom' latinoamericano. Balcells fue la que comenzó a requerir adelantos, porcentajes para el autor sobre traducciones, y a exigir el control sobre el número de ejemplares que se vendían, algo impensable hasta entonces. Ante el éxito de García Márquez, otros autores latinoamericanos se dejaron seducir: Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti, Julio Cortázar, José Donoso y Alfredo Bryce Echenique pasaron a su escudería, y se instalaron durante un tiempo en Barcelona, dando su mejor momento y un aire más internacional a una gauche divine pija pero poco viajada. Más.

Murió Rafael Chirbes

Rafael Chirbes, 1949-2015Rafael Chirbes, autor de obras como Crematorio, La larga marcha o En la orilla, ha muerto el pasado sábado 15 de agosto, a los 66 años, víctima de un cáncer de pulmón. La muerte, según informaron fuentes cercanas al escritor, ha sido fulminante, ya que el cáncer, de carácter irreversible, le fue diagnosticado el pasado lunes. Nacido en Tabernes de la Valldigna (Valencia), en 1949, Chirbes estaba considerado uno de los escritores más importantes en lengua española y su última novela, En la orilla, obtuvo el pasado año el Premio Nacional de Narrativa y el de la Crítica. Con motivo de ese galardón, el escritor valenciano hizo gala de esa timidez y modestia que siempre lo definieron: “Tengo la mala suerte de que Crematorio y En la orilla están de actualidad -dijo-. Así que tengo que aguantar el haberme convertido, casi de la noche a la mañana, en una figura pública, expuesta a la luz del sol".

Leer más: Murió Rafael Chirbes