Noticias

Tres libros de Al AlvarezNacido en Londres en el seno de una familia burguesa, educado en Oxford y dedicado en principio a la más refinada poesía de todos los tiempos, Al Alvarez se convirtió poco a poco en un escritor proletario, aventurero y vitalista. Después de una fuerte inmersión en la cultura norteamericana, regresó a Londres y finalmente dejó todo -o casi todo- para hacer montañismo, escribir y ser feliz. A tres años de su muerte en 2019, tres de sus libros desembarcan en el mercado editorial hispano: El Dios salvaje (Fiordo), clásico estudio sobre el suicidio; Alimentar a la bestia (Libros Del Asteroide), un perfil sobre el montañista Mo Antohine y su magnífica y extensa biografía ¿Cómo fue que todo salió bien? (Entropía). Una irresistible trilogía para abordar sin vacilaciones la obra del buen salvaje Al Alvarez.

Leer más: Tres libros de Al Alvarez

Borges embargadoLo que empezó siendo un experimento narrativo publicado en una edición de 200 ejemplares, acabó produciendo en estos días un embargo ejecutivo a los derechos de autor sobre la obra de Jorge Luis Borges, en manos de su viuda, María Kodama. El embargo se produce a raíz de la sentencia que exculpa al escritor Pablo Katchadjian y que obliga a Kodama, la parte demandante, a pagar las costas del juicio.

Leer más: Borges embargado

CódigosLa casa de subastas Sotheby’s remató el código original de la World Wide Web, escrito por Tim Berners-Lee, y una obra de Pablo Picasso ligada a un archivo digital único que verifica su autenticidad; el remate es el último ejemplo del interés que están suscitando los NTF en el mundo del coleccionismo. Las tecnologías de encriptamiento y la originalidad de archivos informáticos ya son una realidad de peso en las transacciones comerciales del arte y la cultura.

Leer más: Códigos

Diez cuadernos surrealistasGeorges Sebbag acaba de establecer y presentar, en edición de calidad maravillosa (Dix cahiers surréalistes. Jean-Michel Place éditeur. París, 2021) los diez cuadernos en que los surrealistas «hicieron surrealismo» (según feliz expresión de Simone Breton) durante las sesiones colectivas que tuvieron lugar en el apartamento de Breton en abril de 1924, y que por un lado tenían como antecedente la composición de Los campos magnéticos en la primavera de 1919 y por el otro se inscribían en la composición de textos automáticos y poemas collages que hizo Breton a lo largo de toda esta primavera de 1924, siempre valiéndose (como para Los campos magnéticos) de los cuadernos escolares de la época.

Leer más: Diez cuadernos surrealistas